Palomas de máxima calidad para los grandes fondos

 

Historia

Mi afición por las palomas comienza a muy temprana edad. Juntos a mi dos hermanos, comenzamos a viajar en el club colombofilo Arguijón en el año 1979 con tan sólo cinco pichones. Ya al año siguiente un grupo de amigos montamos en Valleseco el club colombofilo Anaga, junto con otros colombófilos de San Andrés. Ese primer año nos fue fabuloso ya que quedamos campeones de pichones y adultas, metiendo ese año tres palomas de 500 km. alta mar. Ya con el paso de los años, mi hermano Domingo se va desligando de la colombofilia quedando mi hermano Armando y yo.
Continuamos viajando en tandem hasta el año 1990. Es cuando mi hermano se muda a casa de su suegra y monta allí unas pequeñas instalaciones donde solo puede tener a los viajeros, quedando en mi casa toda la reproducción. Todo los años criabamos unos noventa o cien pichones repartiéndonos entre los dos hasta que él se traslada a su actual domicilio en María Jiménez ; estableciendo allí una buenos palomares. Es a partir de ahí cuando comenzamos a viajar por separado.
Nuestros primeros años teníamos palomas de todo tipo, como Sión, Janssen, Fabry, Delbar, Debrien etc. Pero según fue pasando el tiempo, fuimos perfeccionando nuestra línea dé palomas haciendo rigurosas selecciones.
Nuestras palomas básicas empieza con una hembra scalí del año 101134/86, siendo nuestra primera hembra base. Seguídamente importamos una pareja de Janssen directamente de Jules Gallez ; descubriéndose otra paloma excepcional que sería el macho jaspeado 3215293/89 de J. Gallez dando este excelente viajero de velocidad. Pero es en el año 1995 cuando nuestro amigo Herrera le regala algunos pichones a mi hermano Armando, saliendo de esos pichones la mejor hembra reproductora que hemos tenido hasta hoy apodada “la gramita” ;esta paloma que cruzada con un macho Kuijpers, constituyendo una pareja de oro ya que casi todos su hijos entraban de fondo ( Cabo Juby, Tan Tan, Cabo Ghir, Essaquira, Safi, etc. ).
Ya en el año 2000 realizamos el viaje de nuestros sueños a los Países Bajos, concretamente a Holanda. Ya estando allí nos recibe en el aeropuerto nuestro amigo Carlos Molina, visitando al día siguiente a los grandes del fondo holandés, como son los Hnos. Brugemann, Nico Volkens, W. Grapendaal, Luci y Antón V. de Wegen, Hnos. Kuijpers, W. Muller, Rik Stevens, Hnos. Van Doorn, Carlos Molina, Cliff. Krancher etc. De sus palomares traemos algunas palomas, que hoy en día forman nuestra colonia junto con las líneas antes mencionadas.
Mi hermano Armando se ha inclinado por trabajar las palomas Jan Theelen, de la siguiente vias: Hnos. Van Doorn, Van Keulen, Velterman, Hnos. Hagens etc. Y yo me he inclinado por las palomas Brugemann de las siguientes vias: W. Grapendaal, Hnos. Brugemann. De esta compra obtengo una pareja extraordinaria que en la actualidad es mi pareja base: se llama el macho “Marlon” y la hembra “Lana I “ (“2047190/90 X 2141892/99 “).Lo más que me gusta de estos animales es la calidad de pluma que tienen, su sedosidad, equilibrio y ese temperamento tan dócil que caracteriza a la paloma de fondo.
En mi palomar siempre busco la perfección; eso conlleva el seguir buscando siempre palomas que puedan volar sobre el mar esas distancias extremas, distancias tan difícilmente de superar en vuelos sobre el mar.